Usted está aquí

Noche de rábanos

Noche de rábanos

Cada 23 de diciembre, la explanada del centro de Oaxaca, se llena de asombrosas figuras de rábanos talladas a mano por los hortelanos y floricultores. Esta tradición que también ya es un concurso, nació en la época en que después de la misa de Gallo y las Calendas, la gente acostumbraba a ir al mercado de Vigilia de Navidad, celebrado el día previo a la Nochebuena.

 

Los comerciantes vendían sus productos en la Plaza de Armas y para adornar sus puestos, tallaban los rábanos y otras verduras para llamar la atención del comprador. También, se acostumbraba preparar las ensaladas con hortalizas cultivadas en la Trinidad de las Huertas y en toda la margen del río Atoyac.

 

Fue así como empezó a desarrollarse la creatividad de los hortelanos. Sin embargo, se tienen registros sobre que los frailes dominicos, impulsaron los certámenes de cultivo desde el siglo 16 y que por mandato del Virrey, se les otorgaron las tierras fértiles a quienes se dedicaba a cultivar.  

 

El primer concurso oficial registrado se efectuó el 23 de diciembre de 1897, cuando el entonces Presidente Municipal Francisco Vasconcelos Flores organizó un encuentro de horticultores para que expusieran representaciones navideñas de personajes, animales o danzas alusivas.

 

Actualmente, la gente se da cita cada 23 de diciembre para admirar las piezas, algunas ya no sólo se refieren a pasajes decembrinos. Los oaxaqueños suelen adquirir piezas para adornar sus meses la noche de Navidad. Esta celebración tradicional es única de México.

 

Sección: