Usted está aquí

Las Posadas

Las Posadas

En cada posada a la que vas, le pegas a la piñata con muchas ganas para obtener tu colación. Tomas ponche de frutas caliente y repites las letanías propias de la celebración. 

 

Esta fiesta, surge en la época prehispánica. Nuestros antepasados celebraban a mediados de diciembre el nacimiento del Dios Huitzilopochtli, por lo que los misioneros evangelizadores decidieron aprovechar estas fechas para introducirlos al culto católico.

 

Fue así como el religioso agustino Fray Diego de Soria, inició un festejo de 9 días, iniciando el 16 de diciembre para terminar el día 24. Cada día representaba un mes de embarazo de la Virgen María.

 

Éste novenario que culminaba con la fecha de nacimiento de Jesús, se llamaba “Misas de Aguinaldo”. En tanto, el nombre de posada viene de la representación de María y José caminando para encontrar un lugar en donde pasar la noche.

 

Desde ese entonces, este evento se organizaba en los atrios de las iglesias, empezando por una procesión; aquí los participantes se dividían en dos grupos, uno representaba el peregrinaje y los demás los que darían posada, mientras se entonaban una serie de cantos llamados letanías que relataban la historia de Jesús y sus padres. Todo terminaba en una fiesta en la que se tomaba ponche, buñuelos y se rompían piñatas de 7 picos. La gente adoptó la costumbre de realizar estos festejos en casa, una tradición que prevalece hasta nuestros días. 

Sección: